sábado, 17 de octubre de 2009

SALIÓ PLANTA 11



El número primavera ya está online. Escriben: Fabián Rodríguez, Leticia El Halli Obeid, Diego Sánchez, Claudio Iglesias, Carlos Gradin, Damián Selci y Nicolás Vilela.

Es una excelente oportunidad, también, para probar el sistema de navagación interno de la revista. Cliqueando sobre el nombre de un autor, aparece una página que lista todas sus colaboraciones; cliqueando sobre alguna de las categorías (literatura, arte, tecnología, mundo) se redireccionan todos los textos vinculados.

A los que quieran suscribirse, cliqueen en

SUSCRIPCIÓN

2 comentarios:

mauro m. dijo...

Hey, acá estoy de nuevo, el practicamente único comentador de este blog.
Muy piolas los últimos números. De la anterior me gustó mucho el artículo de Vera Müller y Viqui Díaz.

Este todavía no lo terminé, leí el de Selci y Vilela sobre Reynoso y me pareció muy bueno. Salvo por eso de "campo literario argentino". ¿No sería mejor hablar de "campo literario porteño"?
Argentina es un territorio inmenso, de regiones muy distintas que incluso dentro de ellas registran zonas muy diferentes. ¿Es posible entonces hablar de un "campo literario argentino"? ¿Qué es lo que estaría unificando la actividad cultural de todas las regiones que conforman a Argentina, como para que se pueda hablar de un campo literario argentino?

Lo señalo porque en el artículo están hablando de un libro que publica una editorial de Buenos Aires, y la siguen bardeando a Oloixarac, que actuó hasta ahora más que nada acá en BA (y en lo más oficial de la literatura culta de BA) pero al hablar de un campo literario argentino, terminan compartiendo con ella cierta noción de "campo literario" (ella lo llama "campo intelectual argentino") que pareciera que consideran como algo dado.

Bueno, saludos!

juan g. dijo...

Muy bueno che, recién hace unos días logré termianr la revista y espero ansioso la numero 12.
por otra parte, aunque si la noción de campo literario no es del todo de mi gusto, hablando de campos literarios tendría más sentido hablar del campo literario argentino que del "porteño", creo, dado que las fuerzas -como mediación de las determinaciones- son ejercidas, en forma diferenciada claro, sobre un espacio argentino (puesto que es desde éstas que aparentemente prima una representación de lo 'argentino'). Claro que parece ser ahí, en la presión de la fuerzas sobre las posiciones de este campo y las relaciones propias que a su vez entablan estas posiciones entre sí, que se ejerce el desbalance que mencionan Vilela y Selci y el que mencionás vos, que por otra parte es la grieta que nos sugiere que este campo es más una ficción intelectual que un lugar común dado. Ahora si el desbalance es primordialmente sostenido desde estas fuerzas y es desde la posición de estas que se sostiene el "campo argentino" de lo artístico y de lo intelectual, entonces podríamos decir que es desde estas mismas fuerzas que cobra sentido la idea de un "campo argentino"