miércoles, 20 de mayo de 2009

PLANTA



nr 8 / mayo de 2009

A destiempo

La perplejidad consustancial al "arte digital" nos retrotrae al destino de antiguas imágenes del futuro: los hologramas y la realidad virtual que fueron tendencia en los noventa, pero nunca pudieron concretar sus fogosas promesas de interactividad. El delay circula como un síntoma, del último piso del Alto Palermo a las soluciones tecnocráticas al problema del delito

Por Carlos Gradin


El mago errante: un paseo por el universo de Osías Yanov

Crónica de una experiencia artística multimodal: guión, siesta y chamanismo. Proceso escultórico y proceso performático. Fuentes y correlatos: la radiónica, Papus, Carl Sagan
Por Verónica Gómez

Perspectiva del cono invertido

1971: el Museo Guggenheim censura a Hans Haacke, dando pie a una colorida polémica entre Joseph Beuys y Marcel Broodthaers. Los argumentos en juego, reconstruidos y ponderados en un libro reciente, despiertan interrogantes sobre la responsabilidad, la educación y la política en el arte contemporáneo

Por Fernando Sucari


Novocaína para el piquete: recetas de izquierda en la tierra Repsol

El escenario neuquino como simulación 3D de las frustraciones de la izquierda contemporánea. El caso Fuentealba. La movida asamblearia, orgánica, sindical. Egolatría troztkista: reserva moral y pólvora mojada. Y todo lo que siempre quisiste saber sobre el MPN y nunca te atreviste a preguntar

Por Alfredo Jaramillo

Marisa Rubio, de la acción al archivo

El 29 de noviembre de 2007, 150 habitantes del pueblo de Quehué (ubicado a 75 kms de Santa Rosa, La Pampa) recibieron otras tantas cartas de un remitente misterioso: Marisa Rubio, con domicilio en Buenos Aires. El periplo investigativo del proyecto ahora se documenta en formato de archivo web
Por Claudio Iglesias


Zelarayán y el problema del estilo

La reciente edición de Lata peinada abre una pregunta sobre Ricardo Zelarayán: ¿y si lo leyeran los narradores? Stendhal hojeando el Código Civil y los poetas estudiando al autor entrerriano. El estilo literario, lejos de las bellas letras y cerca de la comunicación

Por Damián Selci y Nicolás Vilela


ANTERIORES: nr. 1 nr. 2 nr. 3 nr. 4 nr. 5 nr. 6 nr. 7


2 comentarios:

mauro m. dijo...

Es buena noticia que salgan más seguido. Yo los sigo leyendo. Buena noticia es también para mí en particular que le den un lugar en su revista al patagónico Jaramillo, ya que yo vengo también de por aquel lado.

Algo que quería comentar sobre vuestra reseña acerca de la novela de oloixaraC:
que lo de las comillas es un recurso copiado de Sergio Bizzio, pero en las novelas de Bizzio las comillas sirven para darle cierta "entonación" a algunas palabras, mientras que en Las Teorías Salvajes ese efecto se pierde por ponerle comillas a todo.
En esa manera algo boba de entender el procedimiento creo que estaría una de las pruebas de esa "estafa" de la que habla el artículo. Me parece que no me llego a explicar, pero bueno, les comento.
Por otra parte, alguito le podrían haber reconocido a la novela, no?
a mi tampoco me gustó, pero creo que a partir de la novela y de la figura pública que supo construir Oloixarac surgieron (sorprendentemente para el impotente campo literario porteño) un par de discusiones interesantes acerca de algo concreto. Algo interesante que pasó fue, por ejemplo, que Cicco salió a bardear a la novela y Terranova a los pocos días le salió a responder que no se enoje con los estudiantes de Puan, que ellos tambièn lo quieren...
Bastante flojo, me dirán. Y, sí. Pero Cicco es un autor interesante, que no es taaan leido en el "ambiente" de Puàn, y ya es algo distinto a las discusiones que suelen verse, que son solo entre conocidos.
Como sea.
Además, creo que en esa figura de autor (y del tremendo "rosqueo" que oloixarac llevo a cabo) tambièn se encuentra la razón por la cual se habló tanto de la novela. Hace un año o dos salió una novela escrita por una mujer y que reflexionaba acerca del Campo Cultural, pero no parece haber generado ni un poquito del revuelo que causó esta (hasta donde yo me acuerdo, lo más que generó fue una elogiosa reseña de Link).

Interesante el artículo de Zelarayan, yo lo leo al lado de aquel artículo acerca de Casas en que reflexionaban acerca de la manera en que se entiende por lo gral. la noción de forma. Lo màs interesante de vuestro trabajo crítico es que se puede entender como la puesta a punto de herramientas que venían bastante oxidadas. Por lo demás parece a veces que adolecen de la misma miopía que todos los buenos muchachos cultos de esta ciudad. Aunque no sé si todos ustedes son porteños.

Bueno, saludos!

charly.gr dijo...

hola mauro, tal vez te referís a la novela de Matilde Sánchez, El Desperdicio, gran libro realmente, si es así. Lo de la miopía y la ciudad, es un poco exagerado me parece, saludos
charly